Inicio

XLIV Festival

Orígenes

Ediciones anteriores

Noticias

Casabermeja

Peña Flamenca

Sala de prensa

Cómo llegar

Links relacionados


Noticias y Eventos
Presentación libro 4 ESTUDIOS DE ANTONIO MAIRENA y Recital flamenco a cargo de Luís de Mateo
Cartel Presentación Julio Flamenco 2016
Contacto
Información sobre Casabermeja

Contacte
CASABERMEJA
 

El montañoso término municipal de Casabermeja, situado al sur de las sierras del Torcal y de las Cabras y atravesado por el río Guadalmedina, ha sido desde los tiempos más remotos uno de los accesos desde distintas localidades de la costa, incluida la capital malagueña, hacia el interior de Andalucía, un acceso que no ha sido otro sino el estrecho y sinuoso valle del propio Guadalmedina, junto al cual discurre buena parte del trazado de la autovía A-4 (N-331), que ha colocado al pueblo equidistante de Antequera y Málaga y ha acortado de manera considerable la distancia entre estos tres núcleos de población.

El paisaje de estas tierras es lo más antagónico a la monotonía orográfica, debido a la concatenación de colinas y a la distinta arboleda y cultivos que en ellas pueden observarse: olivos, almendros, monte bajo, extensos campos de cereal y tierras de labor alrededor de los numerosos cortijos que salpican el territorio.

El paso de la moderna autovía junto al pueblo ha propiciado su expansión y, a la vez, la construcción de muchas viviendas, pero la localidad no ha perdido su originario sabor, al menos en lo que respecta al primitivo casco urbano, que sigue manteniendo calles estrechas, casas a lo sumo de dos pisos y enjalbegadas y en algunas fachadas, incluso, permanecen las hornacinas donde se colocan imágenes de santos y vírgenes para su veneración popular.


HISTORIA

En los alrededores del pueblo han aparecido huellas de asentamientos prehistóricos (pinturas en Peñas Cabrera y un enterramiento del Eneolítico en Monte Calvario, entre otros vestigios), pero fueron los romanos los que dejaron un mayor testimonio de su paso por este municipio. A este período pertenecen el alfar del Cerro Alcaide, las ruinas de la Cotonilla, un lugar próximo al arroyo de la Molinera y las ruinas de la fuente de las Parras, éstas últimas en el casco urbano, en la calle San Sebastián.

Es muy probable que el origen del nombre del pueblo venga del sonido árabe Qsar Bermeja (Castillo Rojo). No cabe duda de que los árabes anduvieron por este territorio, y de esa época han quedado restos de una antigua muralla y la Torre Zambra, ubicada en un cerro desde el que se domina un amplio paisaje.

La población actual fue fundada por los Reyes Católicos, según reza en un documento firmado después por Juana la Loca y Carlos I en 1529 y 1550, respectivamente. Transcurridos unos años, en 1630 los vecinos obtienen permiso para comprar a la Corona la villa.


 Siguiente